Conozca que piezas cambiar para una exitosa campaña

Conozca que piezas cambiar para una exitosa campaña

Durante los últimos días, Gustavo Freudental ha ido y ha venido de San Julián a Santa Cruz de la Sierra un par de veces. El motivo de su ‘trajín’ es dejar a punto las maquinarias que intervendrán durante una de las etapas más importantes de la producción agrícola: la cosecha. Este productor, que también presta el servicio de mantenimiento de maquinarias agrícolas, dice que ese trabajo puede durar hasta 30 días.

Según los 22 años de experiencia que lleva Isnar Menegotto en la producción y el mantenimiento de máquinas, solamente en el campo uno se puede dar cuenta cuando una maquinaria anda mal, ya que pueden surgir problemas como fallas en la parte electrónica, quiebres de cadenas, desgastes de rodamientos o falta de lubricación. Claro que eso no significa que la maquinaria no haya recibido un mantenimiento preventivo, advierte el experto.

Y es que no hay que olvidar que en tiempos de campañas las cosechadoras son sometidas a arduas horas de trabajo. Dario Soto, encargado del segmento agrícola de Finilager, sostiene que una máquina de este tipo trabaja entre ocho y diez horas diarias durante 25 o 30 días. “Por ejemplo una cosechadora de la marca New Holland TC 59, cosecha entre 500 a 700 toneladas por campa- ña, o sea que obtiene entre 25 y 30 toneladas por día; una máquina de última generación como la CR9060 hace entre 1200 a 1600 toneladas”, explica Soto.

El mantenimiento cuesta entre $us 2.000 y 4000

Ante tanto esfuerzo las partes más vulnerables a sufrir desgastes o rupturas en este tipo de maquinarias son las correas de ventilación, los rodamientos de rodillos cónicos, los cilíndricos, los rígidos de bola, las crucetas y ejes de cardán, los retenes de cubos y, por supuesto, las grasas.

En el caso de las fumigadoras, que intervienen entre siete y nueve veces durante toda la campaña, las partes más susceptibles de cambios son los rodamientos y retenes de los cubos, las cadenas de tracción, las rótulas de articulación.

Según Soto en el caso de los tractores agrícolas, que participan en casi en todo el proceso, se tienen que cambiar los rodamientos de transmisión, los retenes de macero y las correas de ventilador antes de usar la maquinaria.

Para las sembradoras hay que cambiar rodamientos de rodillos cónicos, de bolas de libre mantenimiento, retenes, cadenas de rodillo, piñones o ruedas dentadas con puntas endurecidas y grasas especiales.

Una máquina trabaja entre 8 y 10 horas diarias, durante 30 días

Lo mejor es usar los productos originales, hacer un mantenimiento preventivo y casi constante durante la cosecha para no parar en ninguna de las etapas de producción. No olvide que el ahorro del tiempo también es dinero.