LOS SECRETOS DE COMO ALMACENAR RODAMIENTOS

LOS SECRETOS DE COMO ALMACENAR RODAMIENTOS

Mire por unos segundos la estantería donde guarda los rodamientos. Ahora evalúese: ¿están ordenados? ¿Lleva un estricto control de las fechas cuando ingresa la mercadería? ¿Sabe que la humedad y polvo son los enemigos íntimos de los rodamientos? Los especialistas aseguran que existe una regla de oro: el primero que llega es el primero que se vende.

Si bien estos productos no tienen una fecha de vencimiento, sí es importante –por no decir vital- la rotación de estos materiales de acuerdo al tiempo de fabricación. “Mientras menos tiempo estén almacenados y puedan salir al mercado, será mayor la vida útil y el rendimiento de los rodamientos”. El consejo sale de boca de Marín Peralta, encargado de Canal Directo de Finilager, que suele visitar varios negocios en los que generalmente reina el desorden y la mala manipulación.

Según él, los rodamientos pueden permanecer almacenados en su envoltorio original durante varios años. Claro, siempre y cuando la humedad relativa del almacén no supere el 60% y no se encuentren expuestos a las variaciones de temperatura, ni vibraciones o temblores. “Ahora en el caso de los rodamientos obturados o con placas de protección, puede que las propiedades de lubricación de la grasa con la que están llenos se deterioren si los rodamientos han permanecido almacenados durante mucho tiempo”, puntualiza Peralta.

Otra gran regla de oro es tomar en cuenta que los rodamientos solo deben almacenarse en posición horizontal y únicamente se pueden apilar hasta cinco productos. ¿Y por qué no vertical? Simple: porque el peso de los aros y de los elementos rodantes puede causar deformaciones permanentes, ya que las paredes de los aros son relativamente delgadas.

Finalmente, el último consejo hace hincapié en la manipulación del rodamiento. Es decir, si lo va sacar de su caja para mostrar al cliente, trate de emplear guantes o no lo toque de forma directa. “La humedad de la mano es demasiada dañina. El sudor se queda impregnado; le quita el lubricante y el rodamiento se oxida”, afirma Peralta, que aconseja, en esos casos, sacar del envase y utilizarlo de forma inmediata.

 

Se vende de acuerdo al orden de llegada

Se almacena en posición horizontal

Solo “apile” entre tres y cinco rodamientos

Si lo saca de su caja, cuidelo de la humedad de la mano y colóquele un buen lubricante

Deben almacenarlos a una temperatura ambiente no mayor a los 35 grados.