GRASAS   LUBRICACIÓN = LARGA VIDA

GRASAS + LUBRICACIÓN = LARGA VIDA

El uso correcto, en tiempo y cantidad necesaria, aseguran la durabilidad de las piezas de articulación de su movilidad y/o maquinaria industrial. Expertos hablan del tema.

 

¿Sabía usted que los rodamientos de los vehículos y equipos industriales están diseñados para proveer más de 65,000 horas de servicio sin falla? Sí, siempre y cuando se lubriquen con la grasa correcta, en la cantidad y momento adecuado.
Pero entendamos primero qué es un lubricante. Es una sustancia sólida, líquida o gaseosa que se interpone entre dos partes que se encuentran en movimiento relativo para facilitar esa acción y reducir la fricción entre ambas. A esa acción se la llama lubricar y es una de las partes esenciales
en el mantenimiento de cualquier maquinaria o vehículo automotriz.
René Corini, jefe académico de ingeniería automotriz y agrícola de la UTEPSA, sostiene que la lubricación puede hacerse de manera manual o automatizada. La primera depende netamente del plan de lubricación que haya realizado el operario o técnico, previo análisis y evaluación de las horas de trabajo y esfuerzo de la maquinaria o el vehículo y la realiza el mismo operario, mientras que la lubricación automatizada, se la hace en función a una centralina (mecanismo comandado por un control electrónico – PLC) y el procedimiento es automático, previa programación de la máquina.

Se lo aplica tanto en maquinarias industriales como en los vehículos de última generación que ya vienen con este sistema incluido.

Pedro Quezada, especialista en productos de sistemas de lubricación de SKF, explica que un sistema de lubricación automático es un equipo totalmente autónomo que inyecta lubricante a diversos componentes de una máquina. “La gran ventaja de los sistemas de lubricación automáticos es poder inyectar de forma precisa la cantidad de lubricante exacta a cada punto de lubricación sin generar exceso o falta del mismo, con frecuencias muy cortas de trabajo y sin desperdicio de lubricante”, asegura.

Se cuenta con muchos tipos de sistemas, su aplicación dependerá del tipo de equipo a lubricar y las condiciones de trabajo del mismo. SKF cuenta con diversas soluciones industriales que varían según el tipo de industria maquinaria.

Hay sistemas de Simple Línea, Progresivos, Doble Línea, Multilinea, Sistemas de circulación de aceite y de aspersión de aceite o grasa, Sistemas de Niebla de aceite que se aplican principalmente en la industria petroquímica.

Juan Armata, encargado de mantenimiento de CIMAL, indica que tanto para la lubricación automatizada como para la manual se debe realizar un plan de lubricación anual, al menos, así lo hace él con las más de 30 máquinas que tiene a su cargo en el área de aglomerado de CIMAL.
“Hay que llevar un control y hacer una evaluación de las maquinas, calcular sus horas de trabajo y esfuerzo”, señala Armata. Coincide con él, Javier Mendoza, de Avícola Sofía, añadiendo que hay que contemplar un plan preventivo para cada equipo y es lo más moroso de todo el proceso de lubricación. “Los cálculos y evaluaciones no deben fallar” dice.

 

Tipos de lubricante

TIPOSDELUBRICANTE

LÍQUIDOS
De base (origen) mineral o vegetal. Son necesarios para la lubricación hidrodinámica y son usados comúnmente en la industria, motores y como lubricantes de perforación.
SEMISÓLIDOS
Son las denominadas “grasas”. Su composición puede ser mineral, vegetal y frecuentemente son combinadas con muchos tipos de lubricantes sólidos como el Grafito, Molibdeno o Litio.
SÓLIDOS
Es un tipo de material que ofrece mínima resistencia molecular interna por lo que por su composición ofrece óptimas condiciones de lubricación sin necesidad de un aporte lubricante líquido o semisólido. El más común es el Grafito aunque la industria está avanzando en investigación en materiales de origen metálico.

 

 

 

Lubrique su vehículo

GRASA2Expertos recomiendan que cada 50.000 kilómetros recorridos usted debe lubricar su vehículo automotriz. Sin embargo, en la ciudad de Santa Cruz donde las movilidades en época de lluvia deben transitar por barro o meterse por calles o avenidas innundadas, es recomendable hacer una revisión o cambio de grasa –si es necesario- inmediatamente después de haber sometido a su vehículo a alguna de esas condiciones.

“Es seguro que usted empezará a escuchar un ruido no habitual en su movilidad”, dice Juan Carlos Maldonado, mecánico de ocupación y vicepresidente de la Asociación Cruceña de Mécanicos Automotrices (ACMA). El profesional insiste en que ese es el momento de hacerle mantenimiento y verificar si es solo cambio de grasa o si se requiere cambiar alguna de las piezas de articulación de la movilidad que hayan sido mojadas y afectadas en su vida útil.

Según Elmer Marconi, de Rectificación Marconi, el cambio de lubricantes y grasas debe hacerse cada dos o tres meses verificando rocetas, rodamientos, palieres, rótula, chasís y juntas. Por su parte, René Corini, jefe académico de ingeniería automotriz y agrícola de la UTEPSA, asegura que cada cojinete o rodamiento tiene su momento ideal de re engrasarse. Esto depende del tamaño del rodamiento, la velocidad del eje, la carga, la temperatura del medio ambiente, la humedad y la grasa utilizada. “Una grasa de buena calidad puede resistir 6.000 km de recorrido en una camioneta, mientras que la protección sea total en los muñones, crucetas y todo lo demás”, señala.

La grasa se la aplica generalmente en condiciones normales de velocidad y temperatura. Mientras que el aceite del motor en los vehículos automotrices se deben cambiar cada 4.000 km y el aceite de transmisión cada 50.000 km aproximadamente.

 

¿Qué son las grasas?

Grasa es nada mas que un fluido (aceite) en una esponja (espesante). Normalmente se adicionan aditivos EP para proveer protección, tal como se precisa en un reductor o transmisión. A veces incluyen aditivos de pegajosidad para mejorar su adherencia y comportamiento en alta velocidad. Entre más espesante, menor será el aceite disponible para lubricar, haciendo más difícil la penetración a los rodamientos, la formación de la película hidrodinámica y la adherencia a las piezas.

 

Función de las grasas

FUNCIONGRASAS