El ABC de las cadenas

El ABC de las cadenas

Los especialistas saben que las cadenas son elementos de las transmisiones que tienen la finalidad de transferir energía y movimiento utilizando fuerzas extensibles. Este concepto técnico nos da pie para hablar sobre los principales tipos de cadenas, como las cadenas de rodillos. Tal vez muchos no sepan que estos dispositivos mecánicos, que tienen partes ensambladas entre sí, se encargan no solo del movimiento, sino también de traspasar potencia a los diferentes ejes.

Para alcanzar este cometido se utilizan piezas de revolución que están separadas a distancias precisas y esto se hace gracias a unas placas, que son piezas que actúan como cojinetes. Tome en cuenta que las cadenas de rodillos suelen utilizarse en cuatro tipos de transmisiones: las de engranaje, cadenas, bandas y bandas dentadas. Pero vayamos por partes: las de engranajes son transmisiones que se caracterizan por trabajar a bajas velocidades, mientras que las de cadena alcanzan velocidades de hasta 1000 RPM. Por su parte, las de bandas pueden alcanzar velocidades que oscilan entre 1000 y 3600 RPM y las bandas dentadas tienen la capacidad de trabajar tanto en bajas como en altas velocidades.

Las piezas que forman parte de las cadenas de rodillos tienen funciones específicas. Por ejemplo, las placas son las partes de las cadenas de rodillos que reciben la tensión deben ser resistentes a impactos, abrasión y corrosión. También juegan un rol importante los pernos que unen las placas y que deben tener una alta resistencia al corte. A eso se unen los candados, que tienen la función de unir la cadena.

Es importante recalcar que los rodillos son los que le dan el nombre a este tipo de cadena. Su función es recibir las cargas de compresión e impacto mientras están enganchados a las catarinas, y se conoce como catarinas a los engranes dentados con forma de V.

EL DATO

Las cadenas de rodillos y ruedas dentadas de SKF reducen 40% los costos de mantenimiento